martes, 2 de junio de 2015

Mensaje del 02 de junio de 2015


“Queridos hijos, deseo actuar a través de ustedes, mis hijos, mis apóstoles, para que al final pueda reunir a todos mis hijos allí donde está todo preparado para su felicidad. Oro por ustedes, para que con las obras puedan convertir a los demás, porque ha llegado el tiempo de las obras de la verdad, de mi Hijo. Mi amor obrará en ustedes, me serviré de ustedes. Tengan confianza en mi, porque todo lo que deseo, lo deseo para su bien, eterno bien, creado por el Padre Celestial. Ustedes, hijos míos, apóstoles míos, viven la vida terrena en comunidad con mis hijos que no han conocido el amor de mi Hijo, aquellos que a mí no me llaman Madre. Pero no tengan miedo de dar testimonio de la verdad, porque, si ustedes no tienen miedo y dan testimonio con valor, la verdad milagrosamente vencerá. Pero recuerden: ¡la fuerza está en el amor! Hijos míos, el amor es arrepentimiento, perdón, oración, sacrificio y misericordia. Si saben amar con las obras convertirán a los demás, permitirán que la luz de mi Hijo penetre en las almas. ¡Les doy las gracias! Oren por sus pastores, ellos pertenecen a mi Hijo, Él los ha llamado. Oren para que siempre tengan la fuerza y el valor de brillar con la luz de mi Hijo.”

viernes, 29 de mayo de 2015

Mensaje extraordinario dado por la Virgen a Iván el 29 de mayo de 2015


También esta noche la Virgen ha venido a nosotros contenta y feliz, y nos ha saludado a todos con su saludo materno: “¡Sea alabado Jesús, queridos hijos!”. Después extendió sus manos y oró un tiempo prolongado sobre todos nosotros. En modo particular, oró por los enfermos aquí presentes.

Luego la Virgen dijo: “Queridos hijos, también hoy deseo invitarlos a orar por mis pastores de la Iglesia. Oren, queridos hijos, para que me acojan, acojan mis mensajes y vivan mis mensajes. Para que sean portadores de mis mensajes en este mundo cansado. Queridos hijos, que ellos, fortalecidos del Espíritu Santo y de la fe, sean portadores del Santo Evangelio y evangelizadores de las familias. ¡Oren, queridos hijos, por mis pastores y sean perseverantes en la oración. ¡Gracias, queridos hijos, por haber respondido también hoy a mi llamado!”

Luego nos bendijo con su bendición materna y bendijo todos los artículos religiosos que han traído para la bendición. También hoy los encomendé a todos ustedes, todas sus necesidades, sus intenciones, sus familias y, en particular, a los enfermos. Luego la Virgen continuó orando un tiempo sobre todos nosotros y en esta oración se marchó, se marchó en el signo luminoso de la luz y de la cruz con su saludo: “Vayan en paz, queridos hijos míos.”

lunes, 25 de mayo de 2015

Mensaje del 25 de mayo de 2015


“¡Queridos hijos! También hoy estoy con ustedes y con alegría los invito a todos: oren y crean en el poder de la oración. Abran sus corazones, hijitos, para que Dios los llene con su amor y ustedes serán alegría para los demás. Su testimonio será poderoso y todo lo que harán estará entretejido con la ternura de Dios. Yo estoy con ustedes y oro por ustedes y por su conversión, hasta que pongan a Dios en el primer lugar. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

viernes, 22 de mayo de 2015

Mensaje extraordinario dado por la Virgen a Iván el 22 de mayo de 2015


“Queridos hijos, hoy los veo también felices, deseo que sean felices porque yo les traigo la alegría. Lleven esta alegría a los demás. Yo les traigo también la paz, sean apóstoles míos de paz en este mundo inquieto. Vivan ustedes mismos esta paz para que puedan testimoniar y ser un reflejo de la paz a los demás. Queridos hijos deseo que cada uno de ustedes sea mi signo, el signo de mi presencia. Por eso los invito: sean perseverantes, sean pacientes; oren, oren intensamente. La Madre ora junto a ustedes, e intercede junto a su Hijo por cada uno de ustedes. ¡Gracias queridos hijos, porque también hoy han respondido a mi llamado!”

lunes, 11 de mayo de 2015

Mensaje extraordinario dado por la Virgen a Iván el 11 de mayo de 2015


«Esta noche me gustaría describir lo más importante del encuentro con la Virgen. También esta noche la Virgen ha venido a nosotros contenta y feliz, y nos ha saludado a todos con su saludo materno: “¡Sea alabado Jesús, queridos hijos!”. Después extendió sus manos y oró un tiempo prolongado sobre todos nosotros. En modo particular, oró por los enfermos aquí presente.

Luego la Virgen dijo: “Queridos hijos, también hoy deseo nuevamente invitarlos a orar en este tiempo por mis intenciones: por mis planes que deseo realizar con mi venida aquí. ¡Oren, queridos hijos, y sean perseverantes en la oración!. La Madre ora con ustedes e intercede por todos ustedes junto a Su Hijo. ¡Gracias, queridos hijos, por haber respondido también hoy ha mi llamado!”

Luego nos bendijo con su bendición materna y bendijo todos los artículos religiosos que han traído para la bendición. También hoy los encomendé a todos ustedes, todas sus necesidades, sus intenciones, sus familias y, en particular, a los enfermos. Luego la Virgen continuó orando un tiempo sobre todos nosotros y en esta oración se marchó, se marchó en el signo luminoso de la luz y de la cruz con su saludo: “Vayan en paz, queridos hijos míos.”»

sábado, 2 de mayo de 2015

Mensaje del 02 de mayo de 2015 dado a Mirjana


“Queridos hijos, abran sus corazones y traten de sentir cuánto los amo y cuánto deseo que amen a mi Hijo. Deseo que lo conozcan lo más posible, porque es imposible conocerlo y no amarlo, porque Él es amor. Hijos míos, yo los conozco. Conozco sus dolores y sus sufrimientos porque los he vivido. Río con ustedes en sus alegrías. Lloro con ustedes en sus dolores. Nunca los abandonaré. Siempre les hablaré maternal y dulcemente. Y yo como Madre, necesito sus corazones abiertos, para que con sabiduría y sencillez difundan el amor de mi Hijo. Les necesito abiertos y sensibles al bien y a la misericordia. Les necesito unidos a mi Hijo, porque deseo que sean felices y me ayuden a llevar la felicidad a todos mis hijos. Apóstoles míos, les necesito para que a todos les enseñen la verdad de Dios, a fin de que mi Corazón, que ha sufrido y también hoy padece tanto sufrimiento, pueda triunfar en el amor. Oren por la santidad de sus pastores, para que en el Nombre de mi Hijo puedan hacer milagros, porque la santidad hace milagros. ¡Les agradezco!­­”

 
Related Posts with Thumbnails
Copyright © 2011 Virgen María Reina de la Paz All Right Reserved | Design by Ay Caramba!