CAMBIAR TU REALIDAD ES POSIBLE

CAMBIAR TU REALIDAD

Si no estas conforme con tu vida, con tu realidad actual, no es necesario sufrir, deprimirse, angustiarse, lamentarse, enojarse, entristecerse, frustrarse, pues  todas esas energías no te ayudan a salir de ese estado, mas todo lo contrario.  Te propongo darte algunas pautas sobre como funciona la creación de la realidad, tú decides si quieres seguir en ese estado o lograr un cambio en tu vida y lograr alcanzar todos tus sueños.

¿Que es la mente?

Es un instrumento del ser humano para almacenar creencias y pensamientos que nos permiten desarrollar nuestras acciones de cada día y así vivir la vida.

¿Que es un programa mental?

Es un conjunto de creencias que se instalan en nuestra psiquis y del cual surgen los pensamientos. Hay programas creados por otros para mantenerte dormido, en estado de desconocimiento de tu verdadero potencial con obediencia y sumisión a los fines de manipularte y otros creados para que estés plenamente consciente de todo tu potencial, seas independiente y aprendas a enfocarte en soluciones en vez de los problemas. Observando tu vida diaria es muy sencillo identificar que programas tenés instalados.

¿Que son los pensamientos?

Son ondas electromagnéticas resultantes de tus creencias y que atraen hacia ti todo que te sucede.

¿Que es la acción?

Es lo que tu haces en tu vida día a día conforme a tus creencias y que son el resultado de la lógica de tus pensamientos.

¿Que es la realidad?

Es lo que tu vives cada día de tu vida y que es el resultado de tu accionar conforme a la lógica de tus pensamientos que se basan en las creencias de tu mente.

Bien ahora que ya sabes como funciona la creación de tu realidad y te he descrito cada uno de los elementos que intervienen en esa creación, puedes saber que lo que te esta pasando lo has hecho tu mismo, por alguna u otra razón.

El sistema que surgió en la era anterior pisciana fue una sociedad que instaló programas mentales limitantes, ya sea a través de la instrucción, la política, la economía la cultura, y sólo fue posible debido a la desconexión del ser humano con su esencia, con su origen, su propósito en la tierra, su talento y su espíritu divino, el cual nos condujo a los estados de sufrimiento, de enfermedad, de consumismo, de esclavitud, de explotación, de inconsciencia y de sumisión. LA BUENA NOTICIA es que actualmente en la era acuariana en la que ya estamos inmersos, todos tenemos la oportunidad y la posibilidad de derribar esos programas, “seteos”, chips, patrones de creencias y lograr en la medida de la evolución de cada uno, crear nuestras propias creencias genuinas originales. Sí, aquellas creencias que nos permitan tener pensamientos luminosos para accionar conforme a ellos y crear una realidad plena, de paz de creatividad y de hermandad entre todos los seres vivos.

Esto es posible mediante el autoconocimiento, meditación que cada uno deberá trabajar, por sí mismo o con la ayuda de un facilitador que ya pasó por esos estados, para lograr detectar los programas limitantes. De ese modo te irás soltando y desapegando de las viejas creencias y pensamientos que tanto daños TE hacen.

Logrando romper y traspasar los límites de la mente para así expandir la conciencia y conectar con tu verdadera capacidad latente humana, que siempre estuvo ahí sin desarrollarse, esperando que algún día tú dejarás de guiarte por los externo y volvieras a la Fuente de todo lo que es: Dios, concebido como un todo y vivo en el interior de cada uno de nosotros!!!!

Con amor

Maria Alicia Gaona Benítez

ABOGADA

FACILITADORA GAIADON PARA EL AUTOCONOCIMIENTO Y LA EXPANSIÓN DE LA CONCIENCIA

 

La energía sexual en la Era de Acuario

LA ENERGÍA SEXUAL EN LA NUEVA ÉPOCA PLANETARIA: ERA DE ACUARIO.

Analizando como la utilización de la energía sexual fue el gran tabú en la era pasada (Era de Piscis). Estuvimos condicionados por La Matrix (sistema normativos de lo cultural, religioso y político de las sociedades), que nos programaron con respecto a como manejar nuestra energía sexual. Se nos enseñó  a identificarla con una sexualidad limitada, restringida y reprimida,  nos llenaron de miedos, de misterios y de mentiras. Se nos dijo cómo y con quién era lícito y saludable desarrollarla, en que momento, en que condiciones; se la limitó y legalizó sólo a una sexualidad genital y biológica, de pareja, asociándola a un concepto de amor limitado,  se nos ocultó su verdadero poder. Todos conocemos los argumentos que se crearon a los fines de entrometerse con ésta energía tan importante del ser, tan íntima y tan esencial para el buen funcionamiento y desarrollo de todo nuestro potencial creativo y su importancia en el buen  funcionamiento de nuestros cuerpos mental, emocional, álmico y espiritual.

De esta forma se creó un modelo limitado del uso de la energía sexual y se legalizó a través de las religiones y del sistema jurídico de cada Estado una forma de sexualidad aceptada por la sociedad (noviazgo, matrimonio, convivencia) mientras que paralelamente surgía otra clandestina, marginal, que se la tachó de pecaminosa (prostitución, promiscuidad, pornografía, homosexualidad, etc) y con la cual se especuló para obtener GRANDES VENTAJAS ECONÓMICAS,  que siempre beneficiaba a unos pocos, esos seres que son parte de la oscuridad y que manejan el sistema perverso creado en el Planeta para retrasar la evolución humana.

Ese programa mental fue perfecto para el fin que se creo; primero nos condujo a un desconocimiento total sobre qué es nuestra energía sexual, su función, su importancia para el desarrollo integral del ser, y se la asoció directamente con las relaciones vinculares y biológicas en forma condicionada y por otro lado se etiquetó de “sexualidad marginal” a las relaciones socialmente no aceptadas.  Segundo, las consecuencias que surgieron del uso de ese modelo, afecta a todos nuestros cuerpos (mental, emocional, espiritual y físico) creando una confusión tan grande al respecto que todos perdimos de algún u otro modo la verdad respecto a ella. Todo esto sólo fue posible debido a la desconexión del ser con su espíritu (característica de la era de Piscis) y el paso por noche galáctica que estaba atravesando el planeta, que fue la base  para que ese programa se plasmara en el cuerpo mental.

Así es como surge como consecuencias directa del mal uso de la energía sexual,  energías negativas, densas, de baja vibración,  por medio de las cuales nos íbamos auto-destruyendo poco a poco. Estas energías las conocemos como los celos, la ira,  la compulsión, la represión, la infidelidad, las mentiras, las culpas, los excesos, los abusos, todo tipo de violencia sexual, violaciones, masoquismo, sadismo, etc. de las cuales resultaron todo tipo de enfermedades físicas y mentales hasta llegar incluso a la muerte; todo ello provocado para contribuir y expandir a la  gran masa de energía oscura imperante y dominante de esa época, como así también fomentar los condicionamientos especulativos que se crearon para su uso y disfrute ¿Como pudimos creer que besos, caricias, fusión de cuerpos podría ser  algo diferente que demostración de afecto entre humanos? Así vemos claramente como surgió a través de esa manipulación de nuestras mentes un modelo de sexualidad positiva y otra negativa, parte del juego de la dualidad como un método de aprendizaje del ser humano.

Actualmente estamos en condiciones DE ACCEDER a una nueva definición de sexualidad gracias a la nueva Época Planetaria de Acuario (época de luz, amanecer y primavera galáctica de integración y autoconocimiento), conocer toda la información al respecto y recordar que es REALMENTE la energía sexual, su importancia y utilidad. Recordar que la sexualidad inicia desde el vientre materno y finaliza hasta que el alma deja nuestro traje físico. Que desde ya les digo queridos amigos, como antesala a sus propias investigaciones y experiencias, que se trata de una energía muy poderosa, dadora de vida y creación; es el tesoro más preciado con el que la Fuente Creadora nos dotó, es esa que nos permite conectar con lo Divino, con el amor incondicional, con la vida y la creatividad. Y es mucho más que la unión de los cuerpos físicos, que tendremos que hacer mucho trabajo interior para romper con ese programa mental, expandir nuestras conciencias, dependiendo del estado de madurez y evolución de cada ser. Para así volver al origen VERDADERO de esta energía y lograr de ese modo usarla en toda su magnitud y extensión. Pues la misma es la que permite la expansión de la conciencia individual e indirectamente de toda la humanidad  y de nuestra amada madre Tierra. Es la energía vital que nos conecta con el cosmos, y con el uso adecuado de la misma estaríamos contribuyendo con todo el universo, participando con la creación misma.

En esta nueva Época, tenemos que lograr sanar nuestra energía sexual, que fue devastada, manipulada y desvirtuada de su origen verdadero, a través de la integración y  con nuestro sentir, con el amor a uno mismo, pues la primera conexión de nuestra energía sexual que debemos re-aprender a vivir es con nosotros mismos, desarrollando las energías femenina y masculina, conociendo ambas ya que las dos conviven en cada uno de nosotros. Asi lograr el equilibrio interior  en forma armoniosa en nuestro ser. A partir de allí, compartir ese equilibrio, esa integridad con otros seres, desde el respeto, la libertad, el amor incondicional y la creatividad.  La sexualidad genital es sólo un aspecto de la energía sexual,  ya que la misma es mucho más extensa y abarcativa, la cual se puede usar en todos los actos de nuestras vidas y permite el desarrollo de todo nuestro potencial creativo, sensible,  intuitivo y amoroso con todos los seres vivos.

El uso de nuestra energía sexual en su desarrollo pleno, nos da la posibilidad de la máxima expresión de amor incondicional entre todas las criaturas y con la vida misma, pues es la danza armoniosa de todos nuestros cuerpos en forma individual y en la interrelación con los otros, con todo lo que existe, con el universo y con la conexión con nuestro espíritu divino. Asimismo nos facilitaría trabajar con nuestras sombras, que todos tenemos y que debemos trascender, iluminándolas, como asimismo a todo el planeta atrayendo energía cósmica y Divina a  la Tierra,  nutriéndonos  y esparciendo vida y amor incondicional a toda la creación, contribuyendo a nuestra evolución álmica y a construir nuestro cuerpo de luz para así formar parte del nuevo Planeta de luz que ya está surgiendo en el interior de en cada de uno de nosotros.

MARIA ALICIA GAONA BENÍTEZ

ABOGADA

FACILITADORA GAIADON PARA EL AUTOCONOCIMIENTO, EL DESARROLLO Y EXPANSIÓN DE LA CONCIENCIA.

LA NUEVA LEY DE DIVORCIO EN ARGENTINA Y SU RELACIÓN CON LA NUEVA ÉPOCA PLANETARIA

 

Uno de los cambios más notorios del nuevo Código Civil y Comercial de Argentina es la modificación de los artículos referidos al Matrimonio, tanto para su celebración como para su disolución. Se han eliminado en gran medida la burocracia relacionada a este trámite y  el divorcio se agilizó enormemente, a tal punto que sólo es necesario que una de las partes quiera separarse para decretar el mismo, ademas de haber eliminado las causales de divorcio, como así también se modificó el régimen de la sociedad conyugal.

Esta nueva época que implica un cambio de paradigma para la sociedad esta gestándose paralelamente con la culminación del viejo sistema de creencias limitantes. En este nuevo paradigma la humanidad reconoce la importancia fundamental del auto-conocimiento a través el trabajo interior y así lograr el desarrollo de todo su potencial, el cual no tenía posibilidad de expresión debido al sometimiento del sistema.

El ser humano hoy tiene la posibilidad de volver a conectarse con su esencia divina y con la energía cósmica, esto le posibilita su despertar, es decir la toma de consciencia de la existencia de un sistema de creencias creadas para mantener a la humanidad en estado de sumisión y obediencia.  Su misma biología esta sujeta a la transformación mediante el uso de sus glándulas como mecanismo de gobierno de su ser: las emociones y la mente ya no nos conducirán sino que seremos capaces de nosotros de conducirlas.

El matrimonio, creado como una institución dominante, fue también parte de ese estado de limitación del ser. Si bien esta institución se legitimaba presentándose como la mayor celebración que dos personas podían hacer para festejar su amor, la forma en que se organizó, de algún modo ayudó a contribuir con la desconexión del ser con su sentir y su libertad (“…hasta que la muerte los separe”), provocando que los procesos karmáticos de la humanidad se agudizaran y se dilataran en el tiempo, todo ello generando una alteración en la evolución álmica del ser.

Si las relaciones vinculares entre los seres humanos, en este caso las de pareja, son elecciones que se llevan a cabo para compartir en un estado de horizontalidad, obedeciendo a un mutuo afín recíproco, haciendo que las personas en esa interacción crezcan, maduren y compartan equitativamente, cuando estas cualidades desaparecen, las relaciones se tornan tóxicas y generan el efecto contrario que es la involución del ser, cuya manifestación física es la enfermedad física y mental.

Entonces podemos apreciar como estas modificaciones en las ley de matrimonio de nuestra sociedad, QUE DEJAN LIBERADOS LOS  ASPECTOS DE LA ESFERA INTIMA DEL SER, contribuyen de algún modo a que la sociedad ya no se entrometa en los asuntos internos del ser, lo que refleja la posibilidad de que el individuo recupere su poder interior y logre llevar a cabo su vida conforme al sentir de su corazón y no se vea obligado a vivir atado a una relación que pudo haberse tornado insostenible e incapaz de lograr su plenitud.

Este es un síntomas de la nueva época, todo irá cambiando paulatinamente, en especial en aquellos sectores donde la energía de la Tierra está dispuesta a generar los cambios como lo es Latinoamérica. Iremos viendo como surge un mundo nuevo en la medida que cada uno de nosotros tomemos conciencia de que los cambios se inician desde el interior, que todos somos parte de este cambio, que cada cuál tiene la oportunidad para poder hacerlo y contribuir, que todos estamos capacitados y que éste es el momento de desarrollar el potencial que poseemos. Sólo depende de nuestra voluntad y del deseo de evolucionar, madurar, crecer y ser cada día más integro, genuino y auténtico; ésta es la forma de lograr cambiar el planeta que habitamos.

MARÍA ALICIA GAONA BENITEZ

ABOGADA-

FACILITADORA GAIADON PARA EL DESARROLLO DE LA CONCIENCIA Y EL AUTOCONOCIMIENTO-